Hemos diseñado las ciudades y los entornos en los que vivimos bajo una premisa tecnológica de avance y modernidad que ha dejado de lado, en muchas ocasiones, la naturaleza.

Esta naturaleza se ve como algo de lo que escapar, una especie de entorno del hombre de las cavernas desde donde empezó la raza humana y que ha ido evolucionando hasta situarse en entornos superindustrializados sin rastro de paisajes reales.

No sé si será la crisis económica y de valores o que hemos alcanzado el punto crítico de la sociedad moderna industrializada pero de un tiempo a esta parte se está demandando un paisajismo más acorde con las necesidades reales y naturales del ser humano. Se está demandando PERMACULTURA.

 

“La permacultura es la filosofía de trabajar con, y no en contra de la naturaleza; de observación prolongada y reflexiva, en ligar de labores prolongadas e inconscientes; de entender a las plantas y los animales en todas sus funciones, en lugar de tratar a las áreas como sistemas mono-productivos” Bill Mollison

 

La vuelva a una sociedad relacionada con la naturaleza puede hacer que, poco a poco, vaya cambiando el paisajismo de nuestras ciudades hacía una tendencia más relacionada con el medio…algo que nunca debimos olvidar.


Potenciar la Permacultura

La vuelta a la intensa relación con la naturaleza no es un tema sencillo. No basta con tener una casita en el campo y sentarse a la sombra para contemplar el maravilloso paisaje natural de la zona…se requiere esfuerzo, constancia y técnicas de productividad relacionadas con la explotación (racional y equilibrada) de los medios que nos da la naturaleza.

 

12 Puntos Claves para la Permacultura

12 Puntos Claves para la Permacultura

 

Poco a poco, gracias a técnicas que se están poniendo de moda como los jardines verticales, las cubiertas verdes o el huerto urbano; la permacultura entra en juego en el panorama económico mundial. Pero para que este sistema llegue a buen puerto y no se quede como una moda pasajera basada solamente en el diseño de jardines, debemos tener en cuenta doce puntos clave que marcan la tendencia en la Permacultura:

 

  1. Observar e Interactuar con el Medio: Los diseños sostenibles no se basan únicamente en su compra o entendimiento. Debemos actuar con ellos y ver qué máximo rendimiento podemos sacar a su explotación.
  2. Almacenamiento de la Energía: Las nuevas fuentes energéticas prometen un futuro más limpio. Debemos aprender, no solo a utilizarlas, sino también a almacenarlas para aplicarlas en el momento que mejor nos convenga.
  3. Rendimiento y Productividad: No basta con tener zonas verdes o bonitos jardines de diseño. Es necesario que todo bosquete, jardín o zona naturalizada de una productividad ya sea en energía, compost o alimento.
  4. Regulación y Autocrítica: Muchos de los modelos llamados “ecológicos” realmente no lo son. Hacer un estudio verídico sobre la productividad y los residuos de un sistema es una buena forma de asegurarnos una buena praxis.
  5. Entendimiento de los Recursos Renovables: Crear una auténtica cultura de lo reciclable y entenderlo como una forma de vida. Todo aquello que se pueda reutilizar debe ser “reducido, reutilizado y reciclado”.
  6. Máxima Producción, Mínimo Desperdicio: Intentar que no exista ningún elemento desechable nos dará una óptima productividad en nuestro sistema de vida. Cuanto más sepamos reutilizar los recursos y ninguno se escape del gran circulo del reciclaje más facilidades tendremos para reducir notoriamente el gasto.
  7. Copiar de la Naturaleza: La naturaleza lleva siglos perfeccionando sistema de reciclaje y productividad. Copiar e imitar estos patrones y ponerlos en sistemas menores nos asegura un sistema productivo con miles de años de puesta a punto.
  8. Agrupaciones Ecológicas: El diseño de jardines actual se basa en la zonificación de las especies. Sin embargo, lo lógico sería diseñar espacios basado en los hábitats de estas especies para que, juntas, consigan la sinergia y la simbiosis que realmente su potencial puede dar.
  9. Paso Lento y Seguro: Estamos acostumbrados a la velocidad y la alta productividad. Va siendo hora de que bajemos el ritmo y entendamos que las cosas llevan su tiempo…sino, nos veremos avocados a una superproductividad que nos devorara el tiempo y los recursos.
  10. Biodiversidad: Apostar por el diseño de un jardín o de un paisaje de una solo especie para su fácil explotación nos lleva a que las enfermedades y plagas se extiendan de una manera más rápida y efectiva que en paisajes diversos.
  11. El Valor Marginal: En el paisajismo a gran escala, las áreas que se encuentran situadas entre los ecosistemas predominantes, a menudo nos dan zonas de gran productividad y valor que suelen ser despreciadas. El uso y aceptación de estas zonas debe ser un objetivo clave en los principios de la permacultura.
  12. Ser Creativo ante los Cambios: Estar abierto al cambio y ser observador nos llevara a una actuación positiva sobre la posible modificación del entorno que se produzca. A diferencia del sistema actual de productividad que se basa en líneas inamovibles.
12 Puntos Claves para la Permacultura

Opción Urbana de Permacultura.

 

Como veis, la permacultura permite que el diseño vaya ligado con el buen funcionamiento ecológico de los entornos con un aumento considerable del ahorro y del control del gasto.

Los paisajistas contemporáneos usan este concepto de naturalización en sus proyectos y también es aplicable en el diseño de jardines a una escala menor.

Así que ya sabes, si quieres tener un jardín 100% ecológico y sumarte a la permacultura no dudes en seguir estos doce pasos y mejorar la calidad del medio que nos rodea.

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.