Este fin de semana he estado reestructurando la terraza y he recolocado todos los elementos que la conforman: las plantas, los muebles, las baldosas de madera… todo listo y preparado para la llegada de la primavera.

En muchas ocasiones, hemos hablado en Paissano sobre la composición y diseño de macizos vegetales, y esta me parecía una buena oportunidad para ejemplificar como diseñar un pequeño macizo de 1m2 basándonos en los colores, texturas, formas y diferentes alturas.

 

“Diseñar es una cuestión de equilibrio, tener en cuenta varios factores que se relacionan entre ellos para dar un resultado óptimo en todas su facetas de diseño. Si sabes diseñar 1m2 de jardín…podrás diseñar el resto”

 

Obviamente, este diseño no es completamente eficaz ya que se basa en el uso de los elementos que tenemos a mano y no de un diseño y ejecución planteado desde cero. Aun así, es un buen ejercicio para que modifiquéis vuestra terraza sin gastaros un duro ni incorporar material vegetal nuevo.

En este caso, solo trabajaremos con el reposicionamiento de las plantas que tenemos para conseguir un efecto de macizo completo. Te damos las claves y te invitamos a intentarlo y que nos cuentes.


Conceptos Básicos para el Diseño de jardines y terrazas

En nuestro caso particular, contábamos con una serie de especies en nuestra terraza esparcidas por todos lados. Decidimos agruparlas para dar una sensación de mayor masa vegetal dentro de una baldosa de madera de 1m2.

 

Las especies con las que contábamos son las siguientes:

 

  • Un macetero con una Phothinia Red Robin y un Euonymus japonicus de gran follaje
  • Un par de maceteros con Margaritas de bajo porte
  • Un gran macetero con un Magnolio
  • Un macetero con una Buganvilla en arbusto de color rosado
  • Un pequeño Agapanthus
  • Una rosada y colorida Gaura rosada
  • Una Begonia de bajo porte y color rojizo

 

Con todos estos elementos dispersos nos disponemos a agruparlos para crear un conjunto armónico que tenga una volumetría consistente y adecuada a su espacio.

Lo primero que debemos plantear es una distribución de las plantas según el tamaño. No tiene sentido llevar las pequeñas plantas al fondo y taparlas por las grandes…sin embargo, ordenar las plantas en estricto orden de tamaño da a su vez una sensación de retícula y de poco organicismo.

 

Diseño Jardín 1m2

 

Te recomendamos colocar la pieza de mayor porte en una zona centrada y desplazada para poder rodearlo. La parte trasera reservala a los arbustos y los follajes de media-alta volumetría para que creen un telón de fondo para el resto del conjunto. En este caso, el Euonymus y la Photnia juegan un papel fundamental debido a su colorido y extenso follaje.

En el centro, y rodeando el Magnolio, decidimos colocar arbustos de un follaje más fino y una textura más amable: la Gaura y la Buganvilla. Generando así una parte centra colorida a juego con las tonalidades rojas-rosas del fondo.

Para la parte más cercana al observador, colocamos las especies de menor tamaño como las Margaritas y el Agapanthus para destacar su textura y marcar el comienzo del macizo.

Aquí tenéis un pequeño álbum de imágenes para que os hagáis una idea del conjunto que configuramos.


Puntos a tener en Cuenta en las Agrupaciones de Plantas

Como has podido ver, el conjunto de plantas queda armónico y mejorado y solo lo hemos conseguido uniendo los maceteros. Con el tiempo, cuando las especies vegetales crezcan, podremos ver como todos los elementos se juntas entre si generando una masa aun más uniforme y con más carácter.

Como seguramente cada persona que nos este leyendo tenga unas especies distintas en su jardín, os vamos a dar las 3 claves para que podáis conformar los macizos por vosotros solos sin necesidad de ayuda.

 

  1. Textura: La textura es uno de los elementos menos conocidos de las plantas. Dependiendo del grueso del follaje se pueden clasificar en finas (como la hojas de pino); medias (como las hojas de una margarita) o gruesas (como las del Magnolio de la imagen anterior). Debes de jugar con estos elementos y combinarlos para conseguir efectos especiales como por ejemplo un arbolito de textura muy gruesa rodeado de arbustos de fina textura.
  2. Tamaño: Más sencillo de trabajar. No intentar ordenar las plantas por tamaños pero ten en cuenta que no pueden ocultarse las unas a las otras. Lo recomendable es colocar las pequeñas al principio, las medianas por el medio y fondo e ir jugando con las más grandes en la zona central.
  3. Color: En el ejemplo anterior hemos tenido la suerte de poder jugar con cromatismos rojizos. Intenta no usar demasiados colores y jugar en una sola gama. Esto no significa que uses un único color…sino que trabajes con tonalidades frías o cálidas según el material vegetal del que dispongas.

 

Al final, podrás conseguir efectos que obligarán al espectador a pararse y observar los pequeños detalles del conjunto. Aquí os dejamos por último con una serie de fotografías de cerca de las masas y las texturas que podemos encontrar.

Diseño de jardines pequeños

 

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más