La Lantana, o Banderita Española, es sin duda alguna un clásico en la jardinería y diseño de paisajes mediterráneos. Si la buganvilla es la reina de las enredaderas por su rusticidad y color, la lantana ofrece los mismos resultados y sencillez pero en formato arbustivo.

Si no eres muy diestro con las plantas o necesitas rellenar rápidamente grandes áreas a un bajo coste y mantenimiento, sin duda, la lantana es la opción que estas buscando.

 

“La lantana es un recurso muy utilizado en los jardines y parques de nuestras ciudades debido a su fácil mantenimiento y reducido gasto. En los jardines privados, aunque existen plantas más exóticas, es una buena opción sino quieres complicarte mucho la vida”

 

Su increíble gama de opciones cromáticas y el gran tamaño que llega a alcanzar en un corto periodo de tiempo hacen de esta especie un imprescindible, por lo menos, para tener en cuenta a la hora de rellenar grandes superficies y servir de “guarnición” a ejemplares más selectos como la Strelitzia reginae.


Mantenimiento y Usos

Si cabe destacar algo de la lantana es la inmensa variedad de cromatismos a los que podemos acceder. Así pues, podemos generar cualquier macizo de color con una sola especie lo que simplifica cuantiosamente la labor del diseño del jardín.

Sus inflorescencias son ligeramente olorosas y podemos disfrutarlas desde el mes de mayo hasta octubre ( mayor tiempo de floración en los climas más cálidos como Almería).

Os dejamos con varios ejemplos de color en las flores para que podáis ver el juego de colores que la lantana nos ofrece.

La lantana tiene una capacidad de crecimiento alta, siempre y cuando se encuentre cómoda con el clima y el riego. Se recomienda temperaturas templadas o cálidas y riegos moderados ya que, aunque aguante bien la sequía, podrá desarrollarse óptimamente con el riego normal del jardín.

Es resistente a las altas temperaturas pero no así al frio, que podría terminar dañando la planta y obligándonos a tener que podar para sanearla.

Sus dimensiones rondan del metro a metro y medio de altura con un diámetro similar y una textura media muy densa. Como podéis adivinar por todos los datos que ya hemos dado, la lantana es genial para ajardinar rápidamente grandes extensiones de terreno a bajo coste, con floración y bajo mantenimiento.

Su estimación de vida ronda los 25 años y es optima para ejecutarla en borduras, en grupos o como un individuo aislado. Aunque, desde Paissano, recomendamos usarla como acompañamiento a un conjunto de plantas más potentes y con más carisma que tengan las mismas necesidades hídricas.

A continuación podemos ver la lantana usada de dos formas distintas: en un macizo de una solo especie y junto a otras especies combinando un conjunto donde ayuda a dar masa a la parte baja mientras ayuda a destacar otras especies de mayor textura y menor masa. Vemos como lo combina con Festuca, Gaura, una yuca y bulbosas (además de usar dos especies de color distintas de lantana).

plantas de jardín

Lantana en macizo sin combinar

diseño de jardín

Lantana en un macizo completo

Esperemos que a partir de ahora tengáis en cuenta la lantana a la hora de realizar grandes masas y seáis capaces de combinarlas con otras especies que le den mayor textura y porte al macizo principal.

 

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.