Continuamos presentando las especies vegetales más interesantes para el diseño de tu jardín desde un punto de vista sencillo para que cualquiera pueda realizar paso a paso la construcción y ejecución de su propia terraza o jardín.

Hoy vamos a hablar de una especie muy sencilla de cultivar y mantener que nos dará a cambio una intensa floración morada durante los meses de primavera. Como no podía ser de otra forma estamos hablando de la Lavanda.

 

“La Lavanda es una de las especies típicas del clima mediterráneo, gracias a ella, podremos crear macizos de intensa floración en nuestro jardín con un mantenimiento muy reducido”

 

Aunque pueda parecer menos llamativa que el Ave del Paraíso, la lavanda bien ubicada y relacionada con otras especies nos dará ese toque vegetal que le falta a nuestro jardín.

Existen diferentes variedades que podemos encontrar en nuestros viveros, recomendamos la variedad “Lavandula angustifolia” ya que nos brindará un mayor crecimiento, unos verdes más intensos y una floración más continua y colorida. Pero como siempre, recomendamos adquirir estos elementos vegetales en un local especializado o vivero y dejarse aconsejar por el viverista que conocerá a la perfección la climatología y condiciones ecológicas de la zona.


Decoración jardín con Lavanda, Usos y Necesidades

Dependiendo que tipo de espacio exterior tengas, podremos plantar la lavanda en el propio suelo (si es el diseño de un jardín) o en macetas (si hablamos del diseño de una terraza o cubierta). En ambos casos podemos obtener magníficos resultados con muy poco esfuerzo.

En el caso del diseño de jardín, la creación de macizos de lavanda en borduras o en masas es siempre un acierto seguro. El efecto que podemos conseguir una vez la planta este en su estado adulto puede llegar a ser espectacular si el macizo es de gran tamaño y la primavera ha despertado la floración.

Recomendamos colocarlos en caminos para que la flor tienda a caer sobre el mismo y el paseante pueda disfrutar del aroma y color que la lavanda le brinda.

Gracias al microclima de algunas ciudades de clima mediterráneo como Almería o Málaga podemos disfrutar de la floración en los meses de otoño. Aun así, lo normal es que solo esté florecida de mayo a septiembre coincidiendo con la primavera y el verano.

 

“Aun así, en las época que la Lavanda se encuentra sin floración, podemos disfrutar de grandes macizos aromáticos de más de un metro de diámetro que siempre podemos acompañar de otras plantas con floración invernal

 

Como puedes ver la lavanda es un acierto seguro ya que al pertenecer a nuestro clima y ecología su cuidado y mantenimiento son muy bajos.

A nivel de especificaciones técnicas de plantación, advertir que la planta llega a crecer hasta 1,50 metros de altura y tiene un diámetro de 1,20 metros, por lo que no es conveniente plantarlo en lugares que cuando crezca no genere espacios angostos.

Sus necesidades hídricas son bajas, intenta que el sustrato esté bien drenado y evita a toda costa los encharcamientos que pueden producir la muerte directa de la planta. Con un par de riegos a la semana y tres en verano debería ser suficiente.

Dos elementos que debes de tener en cuenta son su plena exposición solar (evita zonas con sombras) y sus necesidades de alimento. Deberás fertilizar la planta con abonado de lenta liberación constantemente sobre todo en las épocas de mayor actividad (primavera y verano), de esta forma, conseguirás que tus lavandas duren los más de 20 años de vida que pueden llegar a alcanzar.

 

Decoración jardín con Lavanda - Aroma y Color

La flor de la Lavanda tiende a ofrecerse al paseante que la quiera observar.

 

La segunda opción es realizar la plantación de lavanda en maceteros o cajones. Es un recurso muy utilizado en el diseño de terrazas o cubiertas que no cuentan con sustrato en el suelo donde plantar libremente.

Con hemos comentado antes, intenta que estén en lugares soleados y agrúpalos para que el efecto sea mayor. No tiene porque ser siempre con otras lavandas, combinar con especies de floración morada, azulada, violeta o rojiza te dará un jardín en tonos frios de lo más interesante.

Elige recipientes grandes, ya que aunque al principio la lavanda apenas supere los 30 cm, con el tiempo, crecerá tanto como el recipiente le permita. Además, realiza un correcto sistema de drenaje (que te explicamos AQUÍ) para evitar encharcamientos y usa fertilizante en las épocas de crecimiento.

Como puedes ver, las necesidades en macetero o en tierra son exactamente iguales y solo varían en lo referente a las características del recipiente. Aun así, no creas que por tener que plantar en maceteros la lavanda lucirá menos, a continuación puedes ver dos ejemplos de como la lavanda bien plantada en maceteros puede resultar un elemento singular en tu terraza.

 

lavanda en el Jardín

composición de Lavandas con otras especies.

lavanda en el Jardín

Lavanda en maceteros cuidados para la ocasión.

 

Fácil, bonita y barata (podéis encontrar lavanda en diferentes viveros en Almería, por un precio inferior a 2,50€).

Si estáis empezando con el diseño de vuestro jardín es una planta muy a tener en cuenta, y si sois expertos sabréis que las combinaciones de la lavanda son bastantes amplias y que es un recurso muy utilizado en jardines privados, públicos y en exteriores de hoteles y complejos.

Os animo a comprar esta misma tarde vuestro pequeño ejemplar de lavanda y verlo crecer. En un par de años podréis disfrutar de un hermoso macizo que hará las delicias de vuestro espacio exterior.

 

Cualquier duda que tengáis sobre ésta o cualquier otra especie no dudéis en consultárnosla.

 

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del Paisaje.