Existen multitud de puntos clave para la selección de especies en tu jardín o terraza ubicada en Almería o en cualquier lugar cercano con clima mediterráneo.  Como estudio de arquitectura y paisajismo ubicado en Almería, te vamos a dar algunos de los trucos que usamos a la hora de componer la paleta vegetal que diseñamos en nuestros proyectos de paisajismo, jardinería o diseño de terrazas y jardines.

 

Ante todo, indicar que el diseño de un jardín perfecto y equilibrado es algo complejo y no debemos desesperarnos si fallamos las primeras veces o las plantas crecen débiles y lentas. Por ello no debes agobiarte e intenta disfrutar de la experiencia de mantener un jardín en las mejores condiciones posibles. Y si necesitas ayuda profesional siempre puedes contar con nuestro estudio de paisajismo y jardinería para cualquier asistencia técnica.

 


 

1-Compra especies de bajo calibre que arraiguen desde el principio en tu jardín

 

No por ser más grande es mejor. Intenta comprar especies de calibres pequeños (maceteros pequeños) para que el crecimiento de la planta ocurra en tu jardín. Si compras una especie de mayor tamaño, las posibilidades de que sobreviva al trasplante son menores y si muere, el coste de su reposición puede ser considerable.

 

La combinación de especies suculentas y crasas funciona como estructura base de un Jardín mediterráneo.

 

2-Selecciona especies preparadas para recibir mucha radiación solar

 

Especies como los helechos o algunas arbustivas no podrán aguantar la época estival. Para ello, sino tienes una estrato arbolado consolidado o un toldo que reduzca la radiación, selecciona especies resistentes  típicas del clima mediterráneo como el romero, el durillo, la lavanda o la uña de gato.

3-Combina especies subdesérticas con mediterráneas

 

Aunque sigas el punto dos, es posible que algunas de las especies mencionadas antes se agosten en la época de más calor. Para que no se resienta tu jardín al completo, recomendamos combinarlas con crasas o suculentas que no se ven en absoluto afectas por las altas temperaturas. Contar con una serie de especies “todoterreno” supone un seguro de vida ante época especialmente duras.

4-Usa especies de cubresuelo o de estrato cespitoso

 

Multitud de especies como la Gazania o la Festuca que permiten crear alfombras verdes con un consumo hídrico mucho más bajo que las típicas praderas de césped. Estas especies impiden que la radiación solar de nuestro clima llegue a la tierra y la caliente en exceso afectando al sistema radicular del resto de plantas. Si no es posible o no quieres plantar este tipo de especies, es recomendable cubrir el terreno con árido o cualquier otro material que impida a la radiación solar llegar a la tierra.

Combinación en un Jardín Mediterráneo de especies cepsitosas y áridos.

 

5-No te dejes llevar por la floración

 

Cuando vamos a un vivero solemos comprar las especies que más nos atrae su flor. Desde el estudio de arquitectura y paisajismo de Paissano os recomendamos realizar jardines que combinen distintos tipos de textura y cromatismos verdes. La flor suele ser bastante temporal y de corta duración mientras que un macizo equilibrado de texturas es un éxito durante todo el año.

 


 

Siguiendo estos simples cinco consejos a la hora de seleccionar especies vegetales cuando vayas a un vivero conseguirás que tu jardín mediterráneo mejore bastante respecto a posible selección de especies que hayas realizado anteriormente.

Aún así, si ves complicada la selección o, simplemente, quieres que un equipo profesional de paisajistas y jardineros se encarguen del diseño de tu terraza o jardín, no dudes en ponerte en contacto con PAISSANO.

 

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más