Hace poco tiempo, una compañera arquitecta me pidió asesoramiento sobre el diseño de un jardín de acceso a una vivienda que acababan de encargarle. Iba a escribirle un mail marcando los puntos bases que debía tener en cuenta en la reunión con su cliente para poder captar completamente la esencia de lo que buscaban y poder explotar al máximo las posibilidades de diseño del jardín de acceso… pero en vez de hacer eso, he creído más conveniente compartirlo con todos vosotros para que podáis hacer buen uso de él.

Para empezar, diremos que un jardín de acceso es la zona exterior que encontramos en las viviendas aisladas que va desde el principio de la parcela hasta la puerta principal de la vivienda. No suele ser el jardín más importante puesto que el trasero suele ser más grande, privado y con piscina. Sin embargo, es la carta de presentación fundamental de cualquier vivienda que pretenda destacar.

 

“El jardín de acceso es la antesala principal de la vivienda. Puede ser visto desde la calle y, de manera indirecta, nos da información sobre la personalidad y el gusto de la gente que vive allí”

 

Es por eso que, aunque en muchas ocasiones se pasa por alto su diseño y se deja bajo mínimos, es fundamental dedicarle un poco de tiempo para que nuestro jardín de acceso hable bien de nosotros mismos.


Puntos Fundamentales en el Diseño

A la hora de diseñar este tipo de jardines tenemos que tener en cuanta elementos que anteriormente hemos visto en Paissano como el proceso de diseño de un jardín o la distribución de plantas de un jardín mediterráneo ( o del clima al que pertenezca el jardín).

paisajismo y diseño

Muchas veces menos… es más.

 

Una vez con los conceptos claros, debemos prestar atención a los siguientes puntos antes de lanzarnos al diseño de un jardín de acceso sin una base clara:

 

  1. ESTUDIA LA PARCELA: Toma nota de todos los elementos que hay a su alrededor, las medidas principales, donde se encuentra la puerta de acceso a la vivienda, la posible preexistencia de caminos… Vamos, que hay que redactar un plano antes de empezar para saber con que elementos contamos y con cuales no.
  2. SABER QUE SE QUIERE: Este punto que puede resultar muy básico, es uno de los principales motivos de confusión a la hora de diseñar esta tipología de jardines. Debemos de saber si queremos un jardín que acompañe al camino de acceso; una pequeña zona estancial para leer; un jardín escultórico para ser visto desde fuera… entender cual es el resultado final nos ayudara a tener un buen comienzo.
  3. PLANTEAR RECORRIDOS: Al fin y al cabo, un jardín de acceso no deja de ser la unión entre un punto A (acceso a parcela) y un punto B (acceso a vivienda). Plantea el recorrido: si quieres que vaya recto, si quieres que sea ondulado y con mayor trayecto, si deseas que en algún punto se amplié y genere zonas estanciales…
  4. ¿QUÉ PASA EN ESOS RECORRIDOS?: Cuando tengamos listo el camino, debemos saber que queremos que ocurra mientras lo recorremos. Podemos optar por combinar el linde del camino con vegetación colorida o por generar pequeñas esculturas que marcan puntos de fuga.
  5. ¿DESDE DONDE SE VE?: El jardín puede ser abierto o cerrado al exterior. Este punto es muy importante ya que debes decidir hacía que lado debe estudiarse el jardín: si es un jardín cerrado siempre deberá estudiarse hacia las vistas de la casa, si es abierto, lo aconsejable es plantearlo hacia la calle.
  6. DESARROLLO Y PLANEAMIENTO: Una vez resueltas todas las dudas anteriores contamos con toda la información para comenzar a desarrollar el jardín. Con el plano en planta y el análisis en mano, debemos ver el tamaño de los elementos que nos caben. De esta forma, si nos hemos decantado por un jardín vegetal con arbustos y arboles habrá que saber si el tamaño del jardín acepta arbolado de dimensiones medias o tendremos que elegir especies de menor porte.

 

diseño de jardines de casa

Un jardín básico pero efectivo a base de vegetación acompañando el camino.

Si seguís todos estos pasos con cautela y profesionalidad, no deberíais tener ningún problema en conseguir vuestros objetivos y tener el jardín de acceso que siempre hayáis soñado (ya sea a través de especies vegetales, de un programa de usos o de esculturas y pequeños land arts).

Espero que os haya servido el desarrollo de estos seis puntos básicos a la hora de poneros con el jardín delantero de vuestra vivienda. Si os habéis quedado con ganas de más o queréis que os especifiquemos algún punto intermedio no dudéis en dejar un comentario para que podamos resolver vuestras dudas.

 

Un saludos Paissanos, y a disfrutar del paisaje.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más