Esta semana hemos rescatado de nuevo nuestra cámara de fotos del cajón y nos hemos adentrado en el corazón del paisaje Almeriense: la villa de Níjar. Cada tercer domingo del mes, Níjar realiza un rastro de artesanía y alfarería donde se reúnen los artesanos locales para exponer al público sus diseños más variopintos y coloridos al más puro estilo Soho de Roquetas o GastroArt.

Alfarería, Esparto y Mimbre. Diseño Vintage

El barro y la mimbre son elementos decorativos que han sido asociados tradicionalmente a las casas de pueblo, utilizados desde antaño no solo como ornamentación sino como materiales de construcción de todo tipo de útiles: cestas, sillas, botijos o vajillas.

Sin embargo todos estos materiales han evolucionado hasta situarse en lo más cool del diseño y la decoración. Los comercios de la Villa de Níjar son una prueba viviente de ello, en las tiendas de su calle principal puedes encontrar desde muebles “de la abuela” restaurados hasta preciosas lámparas del más alto diseño elaboradas con cristales tintados y forja; sillones de mimbre trenzada y bancos de madera tallada que harían las delicias de cualquier terraza o porche. Paseando por los entresijos de tiendas con historia propia, puedes hallar tesoros de incalculable valor como puertas del siglo pasado o ruedas de carromato.

Artesania Nijar

Pero sin duda el producto estrella de esta singular población es la ALFARERÍA. El abanico de posibilidades que ofrece este material es como poco sorprendente, ofreciendo desde elementos elaborados con el barro como único material hasta las mezclas más sicodélicas con azulejos,  trencadís o cerámica.

Imagina que tienes un espacio vacío en la terraza, el patío o debajo de un ventanal con mucha luz, ¿Y si le integramos este tipo de decoración artesanal y rústica? Bien, imagina ahora el mismo espacio con un pequeño banquito de madera labrada lacado en blanco – si prefieres conservar este aire rústico puedes dejar la madera sin tratar o embellecerla con una capa de barniz en un tono ligeramente más oscuro-, encima del banquito coloca un par de maceteros de barro con mosaicos de colores distintos y a los pies un par de lámparas de forja y cristal, por ejemplo. También puedes optar por elementos de latón como regaderas antiguas o por una cesta de mimbre.

Níjar, qué hermosa eres!

Níjar, qué hermosa eres!

Lo mejor de todo estos elementos decorativos es que a pesar de ser artesanales son bastantes económicos, un banquito de madera y un par de maceteros pueden rondar aproximadamente los 30€ y si le añadimos por ejemplo una cesta de mimbre puedes tener un precioso rincón de diseño rústico por menos de 50€!!!

Sí, si Paissano … ya sé lo que estás pensado … A esta composición le falta algo ¿Verdad? ELEMENTOS VERDES.

La casa Cactus de Níjar

La casa cactus de Nijar es un vivero especializado en plantas del desierto: cactus, plantas grasas, de secano y Palmeras. El encanto de este maravilloso lugar reside en que no es un vivero tradicional sino una finca de varias hectárea, construidas y mimadas por su propietario por las que puedes pasear y observar la vegetación autóctona que más tarde puedes comprar en el vivero, también integrado dentro de la finca.

Este tipo de plantas grasas tienen una ventaja insuperable: son muy resistentes a casi todo tipo de climas. Generalmente cuando pensamos en cactus nos vienen a la mente la imagen de una planta anodina y con poca gracia. Sin embargo nada más lejos de la realidad, por ejemplo las kalanchoes son unos tipos de cactus repletos de flores de colores que pueden dar vida y luz a cualquier espacio.

Casa Cactus Nijar

Las echeverías son otro ejemplo perfecto de cactus fuera de lo común. Son de hojas alargadas y carnosas en forma de rosas de color amarillento o anaranjado. No necesitan demasiados cuidados y soportan perfectamente los climas fríos. Los aeonium sumbart están también esta línea de cactus con formas florales.

Las posibilidades que ofrecen los cactus y las plantas grasas son infinitas para decorar nuestro jardín o terraza ya que tienen preciosos colores vivos, formas innumerables y necesitan muy pocos cuidados: agua una vez al mes, un sitio soleado para vivir y algo de cariño. ¿Te animas a crear tu propia composición de plantas crasas y cactus?

Ya solo nos queda volver a cerrar los ojos e imaginar nuestro rincón con estos elementos verdes añadidos: varios cactus de hoja ancha en los maceteros para que den altura a la composición y otros tantos de racimo dentro de la cesta de mimbre. ¿Te gusta? ¡Atrévete!

Paisajismo Nijar

Te puede interesar: