Queridos Paissanos, estamos exaltados con la presentación de nuestro primer proyecto de reciclado. Aunque modesto, para nosotros supone un pequeño gran paso en nuestra andadura profesional.

Creemos en la Rehabilitación, en la distinta visualización de las formas y desde Paissano queremos dar ejemplo ofreciendo productos reciclados que podéis hacer vosotros mismos en casa.

Nuestro espécimen #001 PIENSA EN VERDE consiste en la reutilización de un producto que seguramente todos nosotros usamos a diario y que no nos molestamos en reciclar: las latas. Concretamente, hemos elegido latas de la marca de cerveza Heineken debido a su plasticidad y su composición de colores verde y gris que combina a la perfección con el elemento vegetal.

Proponemos crear un pequeño jardín que sirva como centro de mesa en terrazas o interiores. Para ello usaremos vegetación de pequeña escala  con una necesidad mínima de recursos.

El producto resultante es ideal para un regalo o para darle vida a nuestra casa y aplicarle un punto de color y alternatividad. Por un coste muy reducido podéis quedar genial con vuestros amigos, familia o pareja (o hacerle un poco la pelota al jefe).

Los pasos son los siguientes:

Incluye los materiales necesarios
  1. Cuando compréis las latas, aseguraros de que tienen las anillas de plástico en buen estado y las 8 latas están perfectamente unidas. Elegid la gama cromática que mas os guste: Rojo y Blanco en las latas de Coca-Cola / Tonalidades de verde en las de Sprite / Naranja o amarillos en los distintos sabores de Fanta…
  2. Al consumir la bebida, tendrás que volcar el producto en el vaso sin sacar la lata de las anillas de plástico (venga no pongas esa cara, yo lo he hecho y no es tan difícil).
  3. Adquiere especies vegetales de poco diámetro y bajas necesidades de mantenimiento. Te recomiendo cactus, ya que son especies muy resistentes, adaptables y te durarán bastante aunque no les hagas caso. Además, existen multitud de especies de variadas formas que encajan estéticamente entre ellas.
  4. Usa un abrelatas para eliminar la parte superior de la lata (la que contiene la anilla) y perfora la parte inferior para que el agua pueda drenar.
  5. Antes de llenar la lata de tierra, mete unas piedrecitas  en la parte inferior (que rellenen aproximadamente ¼ de la lata) para que el drenaje sea óptimo. Acto seguido rellena con tierra hasta dejar el espacio necesario para la planta. Trasplántala y rellena los huecos que te hayan quedado.

Una vez terminado el proceso, riega abundantemente para que la planta se asiente y se acomode a su nuevo hábitat.

Piensa en verde creando pequeños espacios

El coste de este producto puede variar dependiendo del precio de las plantas. En mi caso, compré los cactus en un mercadillo y me costaron 1,35 Euros cada uno (el precio real 1,50 euros pero mi madre se empeño en regatearle a la vendedora) por lo que el total gastado fue de 10,80 Euros.

Recomiendo, si tienes la posibilidad, usar esquejes de cactus que te encuentres por la calle o en el jardín de algún vecino, con su permiso claro está. Si cortas un trozo de cactus y lo colocas en la lata con el tiempo echará raíces y se convertirá en una planta autónoma, por lo que el precio del centro de mesa puede llegar a ser cero.

Espero que os haya gustado y, si decidís realizarlo, nos enviéis fotos  o nos consultéis las dudas que os surjan.

Un saludo paissanos y ya sabéis…a reciclar que es gratis!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más