HOTEL ABADIA DE LOS TEMPLARIOS

_____

 

Sin duda, uno de nuestros proyectos estrella es el hotel de LA ABADIA DE LOS TEMPLARIOS en el pueblo de la Alberca, Salamanca. Este proyecto levanta de unos terrenos forestales con unas pequeñas albercas un gran complejo turístico que incluye un hotel, un spa, un conjunto de villas independientes y un área de piscinas exteriores recuperando las antiguas albercas iniciales.

El proyecto recupera la arquitectura costumbrista del municipio evitando caer en la frialdad de la arquitectura contemporánea. Se imitan los materiales y elementos constructivos del pueblo generando así una continuidad de este con un bajo impacto visual y social en el medio. A día de hoy, gracias a si imagen y su paisajismo, el hotel de la Abadía de los Templarios consigue un lleno continuo los 365 días del año.

 

 

Como punto de partida, se planteo el respecto por todos los elementos preexistentes en el paisaje; así pues, arboles, rocas, albercas y elementos singulares fueron respetados y puestos en valor sin tener que demoler ni trasladar ninguno de ellos. Gracias a esta premisa, la zona de villas se encuentra serpenteante y dispersa entre la arboleda y las rocas dando una impresión de crecimiento orgánico tipo de los pueblos medievales de la España profunda.

Las villas se generan a partir de módulos bases con distintas fachadas que, al ser giradas para adaptarse al paisaje, encuentran nuevos puntos de vista que impiden dar una sensación de repetición y fomenta el concepto de integración con el medio. Andar entre estas villas es toda una experiencia ya que cada quiebro o bajada nos ofrece un nuevo rincón estudiado por nuestros arquitectos/ paisajistas y por la propia naturaleza.

El hotel cuenta con todas las comodidades e instalaciones de una nueva construcción pero con una estética similar a la del resto del pueblo cercano. Es por ello que el proyecto, además de suponer un motor económico para le municipio, genera entre los habitantes cierto cariño al ver respetadas sus costumbres en elementos que consideran cercanos.

El paisajismo se diseño a través del mantenimiento del propio ecosistema y la potenciación de especies de bosque continental que ya existían. En las zonas de mayor transito se trabajo con especies de corte ornamental de una manera naturalizada para evitar dar una sensación de artificialidad.

Las albercas, punto principal del proyecto de paisajismo, se generaron con piedra artificial de la zona a través de sistemas constructivos clásicos generando una serie de cascadas naturales aprovechando el desnivel del terreno.

El hotel de la Abadía de los Templarios es un claro ejemplo de cómo el respeto a las tradiciones y el mantenimiento del medio son una buena estrategia para conseguir un proyecto perfecto.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más