OFICINAS EN LA ENVIA GOLF

_____

 

El conjunto de oficinas diseñados dentro de la envía de golf destacan por su sencillez en las formas y su adaptación a la arquitectura preexistente. Se plantearon puesto de trabajos llenos de luz y simplicidad para fomentar la productividad a través de mobiliario de diseño de las marcas más prestigiosas del momento.

Las oficinas diseñadas para la empresa Aguamar fueron en su día las más modernas de toda la provincia de Almería. Espacios libres e interconectados consiguieron implantar en la ciudad un nuevo concepto de despachos y zonas de trabajo que sirvieron de inspiración para proyectos futuros de otros diseñadores.

 

 

El principal concepto que se pretendía seguir en el diseño de interiores de oficinas era interconectar los espacios para que quedaran completamente unidos y no se entendiera el conjunto como una serie de cubículos separados por tabiquería opaca como suele ser la costumbre. Todas las oficinas cuentan con grandes ventanales de luz natural y tabiquería transparente que, en el caso de que fuera necesario, se puede volver translucida a través de vinilos al acido que impiden la visión pero dejan pasar la luz.

A la hora de escoger el mobiliario se eligieron marcas de primera línea como ACTIU donde el diseño de mobiliario fuera a juego con el concepto general del proyecto. Líneas sencillas y paños de cristal a modo de mesa para que los muebles no supusieran un impedimento visual al concepto de apertura que se había implementado desde el principio. En las zonas de descanso y de recepción, nos permitimos usar mobiliario de mayor diseño para enfatizar las zonas con mayor concurrencia y dar un toque especial a estas salas.

En la recepción se diseño, como ya viene siendo un clásico en Paissano, un elementos de bienvenida en el acceso que hiciera las veces de panel corporativo y de trasera de la mesa de recepción. Esta vez realizamos un juego de volúmenes en la mesa de trabajo y generamos un penelado trasero con el nombre de la empresa en letras de acabado metálico.

Los materiales más utilizados fueron el cristal para dar transparencia y amplitud, la madera para destacar las zonas más nobles de las de paso y el aluminio como metal para dar una visión moderna y actual de las instalaciones.

Las oficinas de Aguamar fueron un referente en Almería durante la primera década del nuevo siglo conectando el interior con el exterior y presentando una nueva manera de entender el espacio de trabajo.