El diseño de jardines con piedras

Posiblemente uno de los problemas más acusados a la hora del diseño de un jardín es la falta de volumetría en el terreno. Los jardines de comunidades, parques y chalets suelen ser exageradamente horizontales lo que no da juego a las posibilidades de trabajar en un talud o con vegetación a distintas cotas.

Las superficies horizontales son muy cómodas de construir pero hacen que el jardín pierda su dinamismo y frescura como si se tratara de un trozo de campo rural.

 

“Los Jardines de rocalla dan volumetría y carisma al diseño de los jardines a través de un cambio en la altura, creando la posibilidad de elevar especies vegetales que de otro modo permanecerían a la altura de nuestros pies”

 

Esta tipología de jardines desciende de la vertiente organicista inglesa del paisaje que intentan que el jardín sea una copia bucólica del campo auténtico. Para ello, las formas inexactas, las volumetrías confusas y el terreno ondulado son principios fundamentales de diseño.

Los jardines de rocalla son una gran idea si quieres que tu jardín no se defina como una simple superficie lisa donde las especies se superponen unas con otras como si se tratara de un jardín francés clásico. Su ejecución no es muy complicada pero requiere de unos mínimos de construcción y composición.

Sino eres muy ducho esta materia no te preocupes, Paissano te enseñara los principios básicos para montar un jardín de rocalla.


Como Montar un Jardín de Rocalla

Lo primero es definir “que es un jardín de rocalla

Podrimos decir, que un jardín de rocallas está conformado por un macizo que se va aterrazando a través de piedras de mediano y gran tamaño que funcionan como pequeños muros de contención de la tierra que genera la altura. Sería como hacer una montaña de tierra y luego colocarle piedras para que no se caiga.

 

Estas piedras dejan espacios donde la tierra asoma y dan situaciones perfectas para plantar especies vegetales de porte arbustivo que de otra manera quedarían muy cerca del suelo y no podríamos aprecias su textura o flor.

Es buena idea generar este montículo pegado a un muro para poder contener las tierras fácilmente por el lado que da a la tapia del jardín, y por el otro generar la inclinación que nos mostrará la composición deseada.

La rocalla puedes conseguirla en cualquier vivero y tiene distintos diámetros según el tamaño del macizo que quieras generar. Lo recomendable es una combinación de medianos y grandes tamaños del mismo color y textura para homogeneizar el conjunto sin volverlo monótono.

Existen muchos tipos de rocalla y es interesante que antes de comprarla te des una vuelta y veas las opciones comerciales que tienes. En la siguiente imagen podrás ver como la textura de una rocalla volcánica es igual o más de atractiva que la una plana y grisácea a la que estamos acostumbrados.

 

Jardín Rocalla

 

Respecto a la vegetación que puedes colocar, te recomendamos que selecciones especies con una relación entre todas ellas. Elegir macizos complementarios de arbustivas florales, palmáceas y tropicales o especies crasas harán que todo el conjunto guarde un orden que favorezca el diseño final del jardín. Para el jardín de rocalla indicar que son especialmente efectivas las especies crasas y suculentas de las que ya hemos hablado en anteriores entradas y que podrás volver a ver pinchando AQUÍ.

En el caso de que no dispongas de medios técnicos para elevar un jardín de rocalla varios metros sobre el suelo, siempre puedes decantarte por generar áreas de rocalla de apenas medio metro de altura donde la piedra y el vegetal se mezclen en perfecta armonía.

De esta forma puedes generar caminos o zonas estanciales que van acompañadas de piedra y vegetación o que, incluso, pueden ser trepadas y exploradas por los usuarios… todo esto depende del fin que quieras darle a tu jardín.

En la siguiente imagen podrás ver como un compensado equilibrio entre los elementos hacen de este jardín de rocalla una buena solución estética y funcional.

 

Jardín Rocalla

 

Para terminar, recordarte los puntos básicos a la hora de construir o diseñar tu propio jardín de rocalla:

 

  • Plantea primero sobre plano el proyecto que quieres ejecutar
  • Estudia bien las pendientes y la superficie (que no sean excesivas)
  • Cuando lo ejecutes, deja espacio entre las piedras para la vegetación
  • No dejes piedras demasiado separadas a menos que sean muy grandes
  • La vegetación ha de estar compensada con la piedra (50% de cada aproximadamente)
  • Usa especies que estén relacionadas entre si

 

Como veis, son unos cuantos trucos para que vuestra rocalla sea un elemento que sume a vuestro jardín y le de volumen y fluidez a sus líneas y alturas.

Por último, os dejamos con una galería de imágenes para que os inspiréis en el diseño de vuestro jardín de rocalla y encontréis el equilibrio justo que este tipo de jardines necesita.

 

 

Si tenéis alguna duda sobre la construcción o la selección de especies vegetales podéis pedirnos consejo o dejar vuestro comentario para que os resolvamos vuestras preguntas con la máxima rapidez posible.

Y si lo que estas interesado en que te diseñemos y construyamos tu propio jardín de rocalla CONTACTA con nosotros y veremos que volumetría se adapta mejor a tu jardín.

 

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más