Hace poco tiempo hablábamos del concepto de Bosque Urbano donde explicábamos la incorporación de las zonas verdes boscosas dentro de la ciudad. Estas zonas boscosas, aunque naturalizadas, no dejan de ser elementos ornamentales que el hombre como paisajista decide estudiar y diseñar en el entorno urbano de la ciudad.

Así pues, el estrato arboleo, arbustivo y cespitoso es totalmente artificial y copiado de otra ecología diferente a la preexistente (en muchas ocasiones se copia del bosque mediterráneo).

 

“Entonces…¿Cuál es la vegetación REAL que pertenece a la ciudad? ¿Qué pasaría si un día dejásemos de existir…cuál sería la vegetación que dominaría nuestras ciudades totalmente antropizadas?”

 

Podemos ver cuando vamos por la calle que, de las pequeñas fisuras en el asfalto, aparecen minúsculos elementos vegetales que luchan por sobrevivir entre la polución y la basura. También podemos observar, que en determinados descampados y zonas inutilizadas de la ciudad, se crean campos verdes de vegetación marginal que componen lo que debería ser la vegetación de la ciudad.

Estas especies son los llamados Ruderales.

Ruderales Vegetación de ciudad

Especies Ruderales conquistando una parcela urbana.

 


 

Ruderales, Jardinería y Diseño

Seguramente cuando vayas por la calle y veas este tipo de vegetación no te parezca la más atractiva y desearías que nunca llegara a alcanzar tu jardín. Sin embargo, este tipo de vegetación de rápido crecimiento y diseminado es perfecta para una rápida rehabilitación paisajística debido a la capacidad de amoldarse a los sistemas más inhóspitos del planeta.

Resisten la sequía, la polución y la falta de nutrientes; siendo el objetivo de su corta vida la rápida diseminación de semillas para poder perpetuar la especie. Es por eso, que muchas veces suponen un peligro puesto que su facilidad para colonizar otros espacios las hacen incontrolables sino se las sabe zonificar.

 

Ruderales Vegetación de ciudad

Mar de Ruderales en la Ciudad. ¿Quién dice que no es bello?

 

Actualmente, se han trabajado mucho con este tipo de especies para conseguir una mejora en sus condiciones estéticas y existen muchas variedades de especies que llegan a igualar en valor ornamental a las especies más utilizadas en el diseño de jardines y paisajismo.

La amapola, es un claro ejemplo de ruderal que, a pesar de sus rudas características y resistencia, es aclamada por su sencillez y belleza….y no es la única. A continuación, os mostramos una galería de especies ruderales que podemos encontrar a lo largo de nuestras ciudades demostrándonos que, no por ser especies de la calle valen menos que las de los viveros.

 

¿Has reconocido alguna? Esperemos que si. A partir de ahora cuando vayas por la calle podrás observar las especies que nacen a ras del suelo y ser capaz de valorar la belleza de lo que muchas veces pasa desapercibido.

 

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más